Ritual de higiene femenino

¡Sí que es complicado ser mujer! En todo lo que tenemos que pensar a veces puede ser muy abrumador y cansado. Cuántas veces no decimos, "lo que daría por ser hombre, aunque sea por un día". Confieso que por mucho tiempo estuve en constante pleito conmigo misma, me ha sido bien difícil aceptarme como mujer. Hasta que de pronto entiendes que sólo hay dos opciones: o te aceptas y te quieres tal y como eres, o sigues batallando con esta lucha interna, que realmente no te va a llevar a ningún lado positivo. 

Hacer cambios no es fácil, lo sé. Cuando me dijeron que tenía vulvodinia y me dieron una lista de todos los cambios que tenía que empezar a hacer, me traumé. Desde dejar de fumar y dejar de andar en bici, hasta cambiar la manera de lavarme la vagina. A eso, súmale los medicamentos, las inyecciones, los estudios invasivos, deja de comer ciertas cosas... En fin, no es fácil. Lo que recomiendo es ir cambiando poco a poco, y tratar de no presionarte tanto ni ser tan dura contigo misma. Somos humanos y a veces no se puede ser perfectos.


Mi piel es extra sensible, por lo que con cualquier cosita me irrito, o me da una infección vaginal o de vías urinarias si no me cuido bien. Si de por sí uno de los síntomas de la vulvodinia es el ardor, no quiero contraer infecciones que aumenten el sentimiento.  


Te platico mi ritual de belleza íntima (está más padre decirle así que usar la palabra higiene), lo que me ha ayudado a estar más consciente de mi cuerpo, a cuidarlo mejor y a respetarlo todos días.


Estos son mis tips: 


- Uso papel de baño blanco de algodón y cuando voy al súper siempre me fijo que las marcas no tengan perfumes o aromas. Mi ginecólogo me recomendó el de la marca Regio, Neutro Protect. 


- Jamás, nunca jamás hagas caso si alguien te dice de las duchas vaginales. ¡Ni lo pienses! Menos probar los famosos "vaginal steams" que hace Gwyneth Paltrow. ¿Sabías que la vagina se limpia por si sola? No necesita de todas estas modas. 


- Cuando me baño evito que el jabón o shampoo toquen el área vulvar. Antes usaba el jabón íntimo Lactacyd, hasta que me dijeron que es pésimo. Sólo me enjuago con agua y punto. Después de bañarme, me seco la vagina con papel de baño y me pongo un poco de aceite de coco orgánico. 


- Evito 100% usar productos de higiene íntimo que contengan perfume. Soy 100% orgánica. 


- No uso tampones, nunca he podido usarlos, y los pads femeninos que compro son de algodón, de marcas que sean 100% orgánicas, como Organyc Care. Evita productos que contengan plástico. 


- Casi no me meto a los jacuzzis o albercas por el cloro, es súper irritante para mi piel. Cuando voy a la playa y tengo muchas ganas de nadar obvio me meto, pero sólo un rato. Cuando salgo de la alberca me baño otra vez y me cambio el traje de baño para no andar con el bikini húmedo.  


- Uso el aceite de coco orgánico como lubricante cuando tengo relaciones sexuales. La marca de Dr. Bronners es mi favorita, pero también la de A de Coco. 


- Llevo un calzón extra en mi bolsa para cambiarme después de hacer ejercicio en lo que llego a mi casa y así no ando con el calzón sudado. 


- Los calzones que compro también son los de Gap de algodón 100% y de colores claros. Las tangas son mi enemigo. 


- Como bonus, me veo en el espejo todas las mañanas y me digo que estoy guapísima. 

Pame Clynes