Testimonio desde CDMX

¡Hola! Soy mexicana de la Ciudad de México y tengo vulvodinia. Llevo con los síntomas de dolor en la vulva desde el 2004, pero apenas supe del término gracias a que mis amigas encontraron la cuenta de Peace With Pain. Como lo han contado varias en sus testimonios, yo también estuve muchos años buscando doctores que me dieran un diagnóstico adecuado y una explicación a mí problema.

Los primeros  diagnósticos que me dieron fueron muy variados, desde infecciones de vías urinarias, hasta principio de diabetes. Me dijeron que posiblemente podría ser el virus de papiloma humano, en otros casos mencionaron una enfermedad de transmisión sexual. Otra doctora veladamente me dijo que posiblemente era ninfomaníaca y que fuera al psicólogo.

En mi caso, se me inflama muchísimo la vulva y el clítoris. Va y viene, aparentemente de la nada, o cuando estoy muy nerviosa. Con el tiempo me di cuenta que es por mucho trabajo y estrés. Mi estado de todos los días principalmente es de tristeza y frustración. Llega un momento que el dolor y la ansiedad me rebasan.

Mi esposo escuchó en un programa de radio a una doctora que le dio confianza, fuimos con ella, y afortunadamente entendió muy bien mi problema. Encontré alivio para calmar los síntomas con lidocaína tópica que también contiene cortisona que se llama Furasín. También me recomendaron la pomada Bephantene para rozaduras, las compresas frías ayudan, y los relajantes musculares. Los médicos que me diagnosticaron con vulvodinia son: Maximino Flores Palma, médico general, y compañero mío de trabajo, y Lourdes Cardona Moreno, ginecóloga y obstetra.

Le quiero dar gracias a Pame Clynes que nos está uniendo, nos está dando una voz a las que antes nos sentíamos solas.